Cómo crear campañas de comunicación de forma colaborativa: Reflexiones del CampCamp

Luego de varios años de trabajar con tecnología cívica, hemos entendido que muchas plataformas digitales no alcanzan el éxito por fallar en algo tan básico como la comunicación. Hay diversos proyectos que buscan recopilar datos para monitorear distintas situaciones pero los reportes nunca llegan. Creemos que esto se da por la falta de campañas de comunicación que difundan esas iniciativas y permitan estudiar el impacto que generaron

Por ello, desde Wingu y con el apoyo de DataShift, realizamos el encuentro CampCamp, con la finalidad de brindar apoyo a organizaciones para crear campañas que recopilen datos o que comuniquen algunos ya existentes. Wingu es una ONG que potencia a proyectos sociales utilizando la tecnología, uno de nuestros ejes es el de campañas digitales.

El CampCamp reunió a 50 personas con perfiles muy distintos. De las organizaciones seleccionadas, cada una envió a dos personas del equipo, un tomador de decisión y alguien de comunicación. Cada organización tendría su propio equipo, conformado por creativos publicitarios, tecnólogos y expertos en datos, comunicadores, estrategas y diseñadores. El objetivo era construir una campaña considerando distintas perspectivas.

Posiblemente, el mayor desafío no fue reunir a todas estas personas y trabajar en un mismo proyecto, sino lograr generar un espacio propicio para la creación colectiva en el que no hubiera miedo a equivocarse o fallar. Generar espacios de creatividad y colaboración es fundamental para que aparezcan nuevas propuestas, nuevos mensajes, nuevas redes que potencien lo que ya existe.

Para crear este clima realizamos varias acciones. A continuación, destacamos algunas de ellas:

1. Tener claridad en los conceptos

Este encuentro fue un experimento para crear cinco campañas de ONGs en dos días. Uno de los principales aprendizajes fue la importancia de definir qué es una “Campaña,” concepto que puede ser interpretado de diversas maneras. Nuestra definición, y la que usamos durante el evento, fue: “la orquestación de acciones y medios de comunicación, en línea o desconectado, que tienen un plazo concreto para alcanzar resultado esperado”. Es importante compartir una definición a la hora de trabajar para que todos tengan expectativas similares del producto final y trabajen hacia un mismo norte.

wingu-1

 

2. Crear las reglas de trabajo

Antes de comenzar el encuentro, desarrollamos el “Manifiesto del Camp” con los valores que guiarían los dos días: Co-Creación, Flexibilidad, Experimentación, Colaboración, y Alegría. Este punto es uno de los más importantes en este tipo de actividades ya que al ser un experimento, todos deben estar en la misma sintonía, dispuestos a equivocarse y a trabajar con nuevas consignas que pueden no ser del todo claras.

wingu-2a

 

wingu-3

 

3. Diseñar las etapas

A continuación, presentamos la metodología que utilizamos para que los equipos diseñaran sus campañas:

Diagnóstico: Las ONGs deben traerlo previamente completo. Consiste en un resumen para entender la comunicación de la organización hasta el momento.  Con esto, intentamos comprender desde qué situación partimos.

Brief: Creación del resumen que guiaría la campaña. A esta actividad es importante darle un toque diferente a lo que generalmente se hace para armar un brief. Por ejemplo, en el CampCamp hicimos “La foto del éxito de la campaña” para la que los participantes debían crear un titular, una bajada, y un tweet que reflejara que la campaña había logrado su objetivo.

Ideación: En esta etapa se proponen dinámicas para generar ideas. Durante el CampCamp  los equipos llegaron a más de 100 ideas de cómo se podría alcanzar el objetivo del brief y  las dinámicas fueron tres. Una de ella consistió en abrir una revista, señalar una palabra al azar y usarla para agregar una nueva idea a la campaña. El objetivo es generar un estímulo diferente que pueda ampliar el horizonte de la creatividad.

Filtrado de ideas: Esta etapa es para elegir qué ideas seguirán adelante. En el CampCamp  los equipos construyeron una matriz que indicaba “Viabilidad” e “Impacto”. Esta etapa fue muy crítica porque sólo debían seleccionar entre tres y cinco ideas, lo cual los obligaba a descartar mucho de lo construido hasta el momento.

Mesas de feedback: Una vez seleccionadas las ideas, los equipos deben transitar por mesas de especialistas. En el CampCamp teníamos mesas de “Estrategas”, “Creativos”, “Tecnólogos”, “Tiburones” y “Groupies”, quienes se encargaban de hacer preguntas claves que ponían en jaque las propuestas. Las mesas daban feedback y sugerencias sobre continuar la búsqueda para mejorar la propuesta. Esta etapa fue la más crítica, ya que después de un día entero de trabajo los equipos vieron cómo sus propuestas se derrumbaban.

Estrategia: Durante esta sesión los equipos se vuelven a reunir para repasar todo lo realizado hasta el momento. La idea es definir qué cosas se mantienen y cuáles dejan atrás. Una vez hecha la selección, se pasa a diseñar la campaña y se crea el diagrama de la estrategia integral.

Prototipo: En esta etapa se crean los puntos claves de la campaña para que otros interactúen con la propuesta y así aprender rápido y barato. El feedback colectivo es muy poderoso para identificar posibles mejoras.

Métricas e indicadores: Los equipos definen cuáles serán sus indicadores de éxito y cómo los piensan medir. En el CampCamp esta etapa fue facilitada por Zigla una consultora especializada en monitoreo y evaluación.

Materialización: Esta es la etapa final durante la cual los equipos tienen un espacio para diseñar piezas, escribir los textos finales y dejar lista a campaña para que la ONG pueda llevarla adelante cuando crea necesario.

 

wingu-4

 

Esta es la segunda fase dentro de un plan de experimentos que estamos realizando en Wingu para entender cómo podemos, junto a las organizaciones de América Latina, generar campañas que alcancen los objetivos deseados. El CampCamp logró generar, en dos días, cinco campañas de comunicación que las distintas ONGs pondrán en marcha cuando crean necesario. Muchas de ellas utilizarán la coyuntura para elegir el momento más apropiado. Los invito a seguirnos en Facebook o leer nuestro Blog para conocer más de estas acciones.

Fondos Semilla DataShift: Financiación inicial para iniciativas de datos generados por los ciudadanos

DScommunity Ofrecemos una financiación inicial de U$S 5000 para miembros de nuestra comunidad. El objetivo es volver realidad una iniciativa de datos generados por los ciudadanos que esté en sintonía con la supervisión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y/o los compromisos sobre el cambio climático.

El Proyecto deberá centrarse en cómo los datos generados por los ciudadanos (CGD, por sus siglas en inglés) pueden ayudar en la supervisión y la rendición de cuentas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y/o los compromisos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés).

Como parte de nuestra labor para promover la innovación en la sociedad civil, la colaboración y la capacidad de desarrollo de datos, invitamos a los miembros de nuestra creciente Comunidad de defensores de los CGD a presentar un idea para un proyecto que se nutra de este tipo de datos para la supervisión y la rendición de cuentas de los ODS y/o el cambio climático.

El objetivo de este desafío es fomentar las iniciativas de recolección de datos generados por los ciudadanos, así como también incentivar su uso para supervisión y monitoreo. Desde Datashift consideramos que este tipo de datos son fundamentales para alcanzar los ODS, por lo cual nos interesa fortalecer y contribuir a que este tipo de iniciativas sigan creciendo.

La propuesta seleccionada recibirá U$S 5000 para convertir su idea en una propuesta de proyecto integral.

Se espera que la organización ganadora colabore y trabaje en conjunto con otros miembros de la comunidad, para fortalecer los lazos entre los miembros de la sociedad civil. Asimismo, el equipo de Datashift a partir de su experiencia ofrecerá soporte y sugerencias y estudiará la posibilidad de compartir la propuesta entre aliados claves. Las aplicaciones que no hayan sido seleccionadas, aún tendrán la oportunidad de compartir sus ideas con nuestra comunidad para identificar oportunidades adicionales de colaboración.

¿Piensas que tu idea puede ser la ganadora de los Fondos Semilla de Datashift? Completa el siguiente formulario y envía tu propuesta a datashift@civicus.org, antes del 24 de octubre de 2016 (11:59pm EST).

La organización cuya idea resulte ganadora será notificada antes del día 24 de octubre de 2016 y la propuesta de proyecto final deberá ser completada no más tarde del 24 de noviembre de 2016.

¡Quiero ser parte! 

¿Todavía no eres miembro de nuestra comunidad? La Comunidad DataShift nuclea  organizaciones de la sociedad civil, activistas y expertos en tecnología y datos generados por los ciudadanos. Unite en: http://civicus.org/thedatashift/community/ y síguenes en Twitter a través del hashtag #Datashift.

Acerca de DataShift

DataShift es una iniciativa de CIVICUS, en colaboración con Wingu, la Engine Room y el Open Institute.

DataShift ayuda a la sociedad civil a producir y analizar datos, especialmente datos generados por los ciudadanos, para impulsar el desarrollo sostenible. Para ello, fortalecemos los lazos entre las organizaciones que llevan a cabo iniciativas de recolección de datos generados por los ciudadanos, llevamos adelante campañas para impulsar la recolección y uso de este tipo de datos e impulsamos la utilización de estos datos para la supervisión y monitoreo de los gobiernos, lo que se traduce en  una mejora en la  rendición de cuentas y la transparencia.

¡Esperamos recibir sus propuestas!

Webinario: ¿Cómo los datos generados por los ciudadanos pueden ayudar a nuestras organizaciones?

El pasado jueves 25 de agosto organizamos en Wingu el webinario “¿Cómo los datos generados por los ciudadanos pueden ayudar a nuestras organizaciones?”. De la charla participaron María José Greloni, líder de Datashift en Argentina, y Martín Romeo, director estratégico del Primer Índice Nacional de Violencia Machista. La iniciativa, que nació de la mano del colectivo #NiUnaMenos surgió como una alternativa ciudadana para recolectar información sobre la violencia de género en Argentina, dado que no existen estadísticas oficiales en torno a la cuestión.

Durante el webinario conversamos sobre la importancia de las iniciativas de datos generados por los ciudadanos a la hora de reclamar a las autoridades por el armado de políticas públicas en torno a una determinada problemática o para monitorear los datos oficiales. Martín compartió con nosotros la grave situación que se vive en Argentina: cada 30 horas muere una mujer víctima de la violencia de género. Frente a este alarmante panorama no contábamos con datos a nivel nacional para medir, no solo los femicidios, sino también todos los tipos de violencia tanto simbólica como psicológica de los cuales las mujeres son víctimas día a día.

El extenso cuestionario estará colgado en una plataforma por 90 días (a partir del 3 de junio pasado) y llevan recolectadas hasta el momento 55.000 respuestas. Una vez relevados los datos serán presentados ante las autoridades para reclamar por acciones concretas para solucionar esta grave problemática.

Durante el webinario Martín Romeo nos contó cómo hicieron para confeccionar el cuestionario, cómo lograron difundirlo en todos los rincones del país (incluso en aquellas zonas sin acceso a internet), qué van a hacer con los datos una vez recolectados y cómo van a analizarlos para lograr la mayor credibilidad posible.

 

SOCIEDAD CIVIL, DATOS Y SUPERVISIÓN DE LOS ODS: QUÉ HEMOS APRENDIDO HASTA AHORA Y NUESTROS PLANES PARA CONTINUAR AVANZANDO

Por Jack Cornforth

 

En el 2015, CIVICUS, a través de la iniciativa DataShift, buscó impulsar un debate sobre cómo en la sociedad civil podemos colaborar para utilizar datos para supervisar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En principio, esta tarea requirió investigar sobre los diferentes tipos de datos que la sociedad civil  está generando y cómo las está usando, así como contactar a diferentes actores de la sociedad civil con el fin de conocer sus opiniones acerca de cómo podríamos coordinar estos esfuerzos. A raíz del gran afán por continuar con estos primeros debates y construir a partir de lo que ya habíamos aprendido, DataShift celebró un evento abierto, “Supervisión para la ciudadanía por la ciudadanía”, en el marco de la Asamblea General de la ONU en Nueva York en el mes de septiembre del año 2015. Se buscó incentivar a la población a que pruebe y mejore algunas de estas primeras propuestas y reflexione sobre cómo traducirlas en acciones concretas.

 

La visión global

 

Una frase que a menudo escuchamos es que la sociedad civil y los datos generados por los ciudadanos no son solamente necesarios para supervisar los ODS, sino que también serán esenciales para implementarlos. Para que los planes de implementación nacional aborden efectivamente las áreas de prioridad, deben basarse en información sólida. Y en la mayoría de los lugares, esta información será más detallada y más precisa si proviene de una variedad de fuentes, incluyendo la sociedad civil.

 

Una vez que los esfuerzos de implementación están en acción, la sociedad civil y los datos generados por los ciudadanos serán fundamentales para determinar si los elementos más transformadores de la agenda del 2030 se están convirtiendo en realidad, tales como la reducción de desigualdades y la igualdad de género. Estos son aspectos que los organismos de estadísticas nacionales por sí solos no pueden medir adecuadamente y, por lo tanto, necesitarán trabajar con la sociedad civil y otros actores para obtener un panorama más preciso del avance.

 

Los participantes de nuestro evento de Nueva York recalcaron que los datos generados por los ciudadanos y por otras fuentes “no oficiales” pueden tener una variedad de usos en cuanto a la medición del avance de los ODS. Sobre todo, pueden complementar a las fuentes de datos oficiales para brindar una mirada más amplia del avance. No obstante, en algunas instancias, estos datos no oficiales serán esenciales para el analizar en detalle datos dudosos de los gobiernos y para cuestionar las implementaciones inadecuadas. Por lo tanto, esto significa que no es necesario elegir entre (1) la integración de los datos generados por la sociedad civil y los ciudadanos a los informes oficiales o (2) la presentación de informes sombra por parte de la sociedad civil. Consideramos que ambos son necesarios. Las diferentes circunstancias requerirán enfoques diferentes, pero no debemos restringirnos por los mecanismos y los indicadores que presentan el proceso de seguimiento y revisión de la ONU y los esfuerzos de supervisión que manejan los gobiernos.

 

Cómo avanzar con nuestra iniciativa

 

En nuestro evento en Nueva York muchos coincidieron en que debemos poner la vara alta y, en última instancia, crear un mecanismo global que reúna los datos relacionados a los ODS generados por los ciudadanos y por la  sociedad civil de un amplio espectro de organizaciones e iniciativas. En la otra punta del espectro, están aquellos que piensan que debemos comenzar de a poco y probar la idea con el fin de generar el impulso y luego masificarlo. Sí es evidente que necesitamos  trabajar en materia nacional, regional y global para supervisar el avance en los ODS, y analizar de qué manera estos niveles se pueden conectar.

 

Para profundizar este trabajo, a comienzos de 2016, CIVICUS, a través de DataShift estará lanzando algunas actividades interesantes:

 

*Una iniciativa para examinar, de manera concreta, cómo los datos generados por los ciudadanos pueden complementar las fuentes de datos oficiales para medir el avance del ODS 5 (igualdad de género) en Kenya y Tanzania. A través de este trabajo, en el este de África, vamos a involucrar a diversos grupos de interés en los desafíos y las oportunidades asociadas con el uso de múltiples fuentes de datos para supervisar e impulsar el avance de dicho ODS. Asimismo, nuestro deseo es construir una metodología que pueda aplicarse a otros ODS en estos países y el mundo.

 

  • Con el asesoramiento de socios y colaboradores clave de la sociedad civil, la generación de información y la tecnología, desarrollar una prueba de concepto de una plataforma online para emplear datos generados por los ciudadanos y la sociedad civil provenientes de diferentes organizaciones y lugares para supervisar el avance de los ODS a nivel global y nacional.

 

  • Convocar a un grupo de trabajo que se dedique a la supervisión y la responsabilidad como parte de una iniciativa más amplia de la sociedad civil global con el objetivo de asegurar que los gobiernos que adoptaron los ODS y el Acuerdo por el Cambio Climático de París en 2015 cumplan sus compromisos y asuman la responsabilidad por los mismos.

 

Nos aseguraremos de conectar nuestro trabajo con la nueva Asociación Global para el Desarrollo Sostenible de los Datos, en el cual CIVICUS es el socio mayoritario. También esperamos trabajar con otras redes y plataformas que ya están realizando un excelente trabajo en esta agenda, como la red Transparencia, Responsabilidad y Participación (TAP, por sus sigla en inglés) y el Instituto Abierto, que recientemente lanzó su dispositivo de seguimiento de ODS.

 

¡Hay trabajo muy importante por hacer; y esperamos trabajar con muchos de ustedes para avanzar en 2016!

LA GENERACIÓN DE DATOS POR LOS CIUDADANOS Y LOS GOBIERNOS: HACIA UN MODELO DE COLABORACIÓN

En este documento se examina, por un lado, la idea de que los gobiernos podrían albergar y publicar datos generados por los ciudadanos y, por otro, si esto podría significar que los datos sean aplicados más ampliamente y de una manera más sostenible. Esta idea surgió a raíz de un encuentro reciente que se desarrolló en Buenos Aires con organizaciones argentinas de la sociedad civil y con representantes del gobierno, organizado por el Laboratorio de innovación y Gobierno Abierto de la Ciudad de Buenos Aires

 

El encuentro se organizó con el fin de investigar qué piensan los funcionarios del gobierno sobre los datos generados por los ciudadanos y analizar qué necesitarían para considerarlo un método válido de generación de datos. Una de las ideas más novedosas e interesantes que surgieron era la posibilidad de que el gobierno lance portales de datos abiertos, como aquella que el Laboratorio de Innovación de la ciudad gestiona para albergar y publicar datos generados por los ciudadanos.

 

Redactamos este informe para investigar este tema en detalle buscando modelos existentes de colaboración de datos y delineando nuestras primeras ideas sobre los beneficios y los obstáculos que este tipo de modelo puede afrontar. Agradeceremos recibir comentarios de expertos en los diferentes aspectos de la generación de datos por los ciudadanos, y esperamos mejorar estas ideas junto con el resto de la comunidad en el futuro.

 

Si desea dejarnos comentarios sobre este artículo, por favor contactar a Zara: zara@theengineroom.org