Baja participación en eventos virtuales: ¿nos hace falta confianza digital?

Al mismo tiempo que los eventos virtuales se vuelven más relevantes en nuestras vidas, debemos analizar qué elementos limitan la voluntad o la capacidad de las personas para relacionarse con otros en el espacio virtual

Por Richa Puri

Este año no tiene igual. La pandemia de COVID-19 nos ha dejado a la mayoría atrapados en el mundo de las interfaces de videollamadas y de las interacciones virtuales. ¿Pero nos sentimos todos lo suficientemente cómodos interactuando y expresándonos en este nuevo espacio? Habiendo formado parte del equipo de la ICSW, que ha organizado siete eventos virtuales este año, tengo la sensación de que la respuesta es ''no''.

Hemos organizado seminarios web en los que los participantes estaban muy implicados: comentaban en el chat, hacían preguntas a través del recuadro de preguntas y respuestas, e incluso levantaban la mano para dar su opinión frente a la cámara durante las sesiones en la sala para grupos reducidos. Pero en otros eventos, la implicación era baja. Y me di cuenta de que esto ocurría con mucha frecuencia también en otros eventos en línea fuera de la ICSW.

Desde mi punto de vista antropológico, traté de analizar las verdaderas razones que llevaron a los participantes a involucrarse cada vez menos en los seminarios y reuniones en línea. ¿Tenemos dudas, timidez, ansiedad, fobia social, fatiga o miedo virtuales? ¿Necesitamos crear o aumentar nuestra confianza digital?

Creo que el conjunto de esos factores puede minar la confianza digital de las personas que asisten a eventos virtuales y limitar su voluntad o capacidad de relacionarse con los demás. Tal vez algunos son demasiado tímidos para hablar frente a una cámara o para hablar por el micrófono. Otros podrían sentirse intimidados por los ponentes de "alto perfil", los expertos o sus compañeros del público, lo que les impediría compartir sus puntos de vista, opiniones o que hicieran preguntas, incluso por escrito. Hoy en día, muchos eventos ofrecen interpretación simultánea (ofrecida en todos los eventos ICSW/virtual), pero si no está disponible, los asistentes que no se sienten seguros comunicándose en el idioma principal del evento podrían preferir no participar, ni siquiera escribiendo comentarios o preguntas.

En cierto modo, las personas pueden padecer ansiedad social provocada por la idea de ser juzgadas negativamente por los demás asistentes y organizadores durante los eventos en línea.

Por supuesto, los bajos niveles de participación pueden estar condicionados por otros elementos no relacionados con la confianza digital: tal vez el evento no es suficientemente atrayente o, los asistentes están trabajando en varias tareas a la vez o tienen una mala conexión a Internet que limite su interacción. El tipo de dispositivo utilizado para unirse a un evento en línea también juega un papel fundamental tanto en el aumento de la atención como en la disminución de la participación.

Por ejemplo, al utilizar la aplicación Zoom en los teléfonos móviles, los asistentes no pueden acceder a la pantalla principal en directo y al chat al mismo tiempo porque las pantallas son demasiado pequeñas. En este caso, es comprensible que algunas personas prefieran concentrarse en ver la presentación, el ponente o la actuación en lugar de intercambiar comentarios en el chat.

La comunicación en línea ha llegado para quedarse. Así pues, es necesario prestar más atención a la confianza digital y a cualquier otro desafío y brecha digital que reduzca significativamente la participación de los participantes en las reuniones y eventos en línea.

El recorrido de la ICSW 2020-21 continuará el próximo año y aunque puede que nos centremos más en los eventos locales y presenciales (si la situación sanitaria lo permite), los eventos virtuales seguirán formando parte de nuestra conversación a nivel mundial sobre el poder ciudadano. Redoblaremos nuestros esfuerzos para que esta conversación sea más interactiva, encontrando formas de fortalecer la confianza digital de los que se unan a este recorrido.

Texto 6 - correo electrónico

Gracias por acompañar el recorrido de los eventos virtuales de la ICSW

¡Con esto hemos acabamos! Nuestra serie de eventos virtuales de la ICSW, que comenzó en abril, ha llegado a su fin. Gracias a la ayuda de una comunidad fantástica de ponentes, socios y colegas de gran talento que se sumaron como co-organizadores, nuestro personal y nuestros leales participantes, hemos organizado siete charlas extraordinarias sobre temas que son fundamentales para fortalecer el "poder ciudadano".

Hemos analizado las maneras más adecuadas para financiar el activismo juvenil; el impacto de la COVID-19 en los movimientos sociales; cómo utilizar las narrativas positivas, el artivismo y el espacio digital para el cambio social, los desafíos de la gobernanza mundial y la importancia del cuidado propio y colectivo. En total, ¡hemos pasado 11 horas transmitiendo a través de seminarios web, hemos recibido a 41 ponentes de 25 países y hemos dado la bienvenida a más de 650 participantes!

Estamos profundamente agradecidos a todos los que participaron en este recorrido de una forma u otra.

Eso sí, tenemos que confesar que la coordinación de una serie de eventos virtuales durante una pandemia no ha sido una tarea sencilla. ¡Se necesitó un promedio de 50 correos electrónicos, 16 llamadas y 21 personas para organizar cada evento! Durante el camino, nos enfrentamos a ataques de trolls, problemas técnicos, desafíos de inclusión y una sobrecarga de seminarios web provocada por la pandemia que originó conflictos en la participación. Lo positivo es que estos eventos nos prepararon mejor para el trabajo y nos inspiraron enormemente por la capacidad de resiliencia de la sociedad civil, el poder del arte y todas las oportunidades que se presentan para continuar las conversaciones sobre el poder ciudadano, ya sean en línea o no.

Hemos aprendido mucho y nos hemos propuesto compartir con vosotros algunas de nuestras enseñanzas, reflexiones y curiosidades "entre bastidores" de la ICSW virtual. Les invitamos a leerlas y a dedicar tiempo a ver las grabaciones de nuestros seminarios web para prepararse para lo que viene en 2021.