El Salvador: No aceptó recomendaciones para proteger las activistas

Consejo de Derechos Humanos de la ONU - 43 ° período de sesiones 
Declaración conjunta sobre la adopción del Examen Periódico Universal para El Salvador

CIVICUS y FESPAD agradecen el compromiso de El Salvador con el proceso del EPU.

Sin embargo, estamos profundamente preocupados por la continua violencia y la estigmatización de los defensores de los derechos humanos, en particular los defensores de los derechos LGBTQI, los derechos de las mujeres, los derechos sexuales y reproductivos y el medio ambiente. Lamentamos que El Salvador no aceptó las recomendaciones para adoptar legislación para reconocer y proteger a los defensores de los derechos humanos. Desde la última revisión del EPU de El Salvador, dos defensores de los derechos humanos han sido asesinados y varios más han denunciado campañas de estigmatización y criminalización, incluso a través de mensajes en las redes sociales que tienen la clara intención de disuadirlos de continuar su trabajo.

En el caso de la violencia y la estigmatización contra los defensores del medio ambiente, muchos de estos ataques ocurren con impunidad y con la participación de grupos empresariales que ven sus intereses afectados por la defensa del medio ambiente.

CIVICUS y FESPAD también están alarmados por los continuos ataques, la falta de protección y los asesinatos de periodistas, y los mecanismos de salvaguardia inadecuados. Según la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), entre enero de 2015 y diciembre de 2017, 10 periodistas fueron asesinados en El Salvador. La CIDH también ha informado sobre un número inquietante de amenazas, intimidaciones y ataques contra periodistas en el país, particularmente contra aquellos que han denunciado corrupción o ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad, o que cubren temas relacionados con la crisis de seguridad y las pandillas. En los últimos años, FESPAD ha informado un aumento en las nuevas formas de amenazas y hostigamiento contra periodistas, como la inestabilidad laboral, que se utilizan para silenciarlos. Lamentamos que El Salvador rechazó una recomendación de adoptar legislación para proteger a los periodistas de tales ataques.

El espacio cívico en El Salvador está actualmente clasificado como 'Obstruido' por el Monitor CIVICUS, lo que indica la existencia de serias limitaciones a los derechos fundamentales de la sociedad civil. Hacemos un llamado al gobierno de El Salvador para que utilice este proceso del EPU para proporcionar a los miembros de la sociedad civil, periodistas y defensores de los derechos humanos un entorno seguro en el que puedan llevar a cabo su trabajo sin temor u obstáculos indebidos, obstrucciones o acoso legal y administrativo.


Ve nuestro recommendaciones para El Salvador