Venezuela: Continúan los ataques a los derechos humanos

Declaración en la 47 sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

CIVICUS agradece a la Alta Comisionada su informe, que muestra el continuo deterioro de la situación de derechos humanos en Venezuela y la falta de implementación efectiva de las recomendaciones formuladas en el último informe.

Desde CIVICUS manifestamos nuestra preocupación por la legislación reciente que restringe el derecho de asociación en Venezuela. Una nueva ordenanza de mayo de 2021 introduce elementos que pueden utilizarse para criminalizar el trabajo de la sociedad civil. Un nuevo proyecto de ley presentado en la Asamblea Nacional limitaría el financiamiento internacional a la sociedad civil. Esta legislación continuaría restringiendo el funcionamiento de las OSC en el país y, en particular, tendría un impacto devastador en aquellas organizaciones que trabajan para brindar la asistencia humanitaria que tanto necesitan en el país.

Las restricciones a la libertad de expresión continúan en Venezuela, con ejemplos recientes de ataques contra medios como el allanamiento y toma del diario El Nacional y el caso del CNP en Sucre, cuya oficina fue incendiada. Los ataques digitales continúan aumentando en el país con 153 medios de comunicación afectados por la censura digital en Venezuela en 2020.

Mientras la gente sigue saliendo a las calles en el contexto de una terrible situación socioeconómica, las fuerzas de seguridad siguen haciendo un uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes. Organizaciones locales informaron que durante el primer trimestre de 2021, 23 manifestaciones fueron reprimidas y una persona asesinada.

Nos hacemos eco de las observaciones de la Alta Comisionada en su declaración de marzo de que `` la reducción del espacio cívico tiene 'un efecto paralizador en todos los que participan en actividades legítimas y esenciales' '. Solicitamos a la Alta Comisionada, en el contexto de su informe en curso, que establezca formas concretas en las que la comunidad internacional puede apoyar a los que están sobre el terreno.


El espacio cívico en Venezuela está calificado como Represivo por el CIVICUS Monitor